El Kimono

Otra de las grandes fuentes de inspiración para mis diseños es la moda japonesa, en concreto el Kimono.

El Kimono es una de las prendas más características de la cultura japonesa, sus telas y sus dibujos recogen pequeñas simbologías e historias realmente inspiradoras, tanto para los diseños textiles como si buscas cualquier tipo de inspiración.

Kimono está formado por dos palabras ki (llevar puesto) y mono (cosa), la traducción a nuestro idioma sería algo así como “cosa que cubre tu cuerpo”.

El diseño de esta prende tiene forma de letra T y hay muchos tipos diferentes de kimono, cada uno de ellos indicará algo sobre la persona que lo lleva, además los tonos, los colores y las telas nos dan información sobre aquella persona que lo lleva.

En sus inicios el Kimono era una prenda normal, apenas servía para diferenciar a unas persona de otras, fue a partir del periodo Edo cuando pasó a ser una prenda personalizable y la gente comenzó a utilizarla para diferenciar su estatus social resaltando su poder adquisitivo mediante las telas y los diseños.

Durante esta época comenzó a elaborarse con telas más anchas y surgieron nuevas formas de atarlo.

Fue ya durante los años 1912 y 1926 cuando el Kimono volvió a cobrar importancia y a cambiar nuevamente gracias a la incorporación en Japón técnicas y telas occidentales que expandieron la mente de los diseñadores japoneses.

Esta época comenzó la incorporación de la seda meisen para la elaboración del Kimono, lo que lleva a la incorporación de nuevos estampados y diseños más modernos y atrevidos, rompiendo el molde de los patrones tradicionales.

Su producción pasó a ser más industrial por lo que no requería de una elaboración artesanal y bordados a mano. Este tipo de producción hizo que fuera una prenda que se pudiera permitir una mayor parte de la sociedad por lo que aumentó mucho su popularidad.

El Kimono volvió a formar parte de la cultura japonesa y comenzó a emplearse de nuevo pero en ocasiones puntuales como por ejemplo ceremonias del té o las Geishas.

Actualmente, las telas que se emplean en su elaboración son bastante más económicas lo que hace que no sea un producto tan exclusivo, aunque como en todo, siempre quedarán artesanos que los realicen con telas exquisitas y diseños únicos.

Los Kimonos han pasado a ser una prenda menos formal pudiendo llevarlo en cualquier ocasión, muchas personas lo han adaptado a su forma de vestir combinándolo con ropa occidental creando looks realmente rompedores pero con la esencia de la tradición, al igual que mis diseños.

Eva Madrigal

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento
Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador

Esta web utiliza cookies de su navegador para almacenar información sobre sus preferencias y mejorar su experiencia en la compra. No cedemos sus datos ni los usamos para nada más que no sea hacer llegar su pedido a casa. Gracias por su confianza.